Primeros

Risotto de setas frescas y tomate deshidratado

La versatilidad del arroz es algo sorprendente, además de su capacidad de adaptarse y emparejarse a cualquier alimento que os podáis imaginar. Hoy preparamos un risotto con unas estupendas setas frescas, que como os comenté en la entrada anterior  croquetas-de-setas-con-leche-de-coco, me han regalado. Se trata de unas setas ecológicas de ostra «Pleurotus ostreatus» , otra variedad de ostra llamada Botón de oro «Pleurotus cintrinopileatus»,   unas setas Shimeji y unos portobello que tenía en la nevera. Es un plato sano, bajo en grasa y una opción muy recomendable para los vegetarianos, ya que la seta aporta gran cantidad de nutrientes, ¿sabias que la seta es el único alimento vegetal que aporta gran cantidad de vitamina D?.  Además del aporte nutricional, se le reconocen propiedades medicinales como; antioxidante, antitumoral, antidiabética, inmunomoduladora, antihipertensiva y hepatoprotectora. Como podéis observar, es interesante incluir las setas en nuestra dieta.

 

Ingredientes:

  • 200 gramos de arroz Arborio
  • 750 ml de caldo de verduras
  • 300 gramos de setas frescas (Ostra, Botón de oro, Shimeji, Portobello)
  • 6 trozos de tomate seco deshidratado
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 80 ml de vino blanco seco
  • 1 puerro (sólo la parte blanca)
  • 50 gramos de queso manchego curado
  • 5 gramos de mantequilla
  • 2 dientes  de ajo negro
  • 2 rodajitas de guindilla
  • Hebras de azafrán (al gusto)
  • Sal  

Preparación:

  1. En primer lugar vamos a preparar el caldo de verduras, para ello pondremos en una cazuela un litro de agua con las verduras (zanahoria, puerro, cebolla y perejil) y un poco de sal y dejamos hervir durante 40 minutos. Ponemos también los tomates secos para que se hidraten.
  2. Calentamos una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y rehogamos las setas excepto las de la especie botón dorado, que incorporaremos más tarde junto con el tomate que previamente habíamos puesto en remojo, las rehogamos con dos dientes de ajo negro picados y la guindilla, removemos y dejamos cocinar durante 3 minutos, añadimos las setas restantes, el tomate y dejamos cocinar un minuto más sin tapar. Reservamos
  3. En una cazuela con poco fondo o una sartén (25 cm. diámetro aproximadamente), ponemos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente le añadimos el puerro en trocitos pequeños y dejamos que se poche,  añadimos el  arroz, rehogamos bien y  seguidamente añadimos los 80 ml. de vino blanco, unas hebras de azafrán, removemos y dejamos que se evapore el alcohol.
  4. Añadimos las setas ya rehogadas y movemos  para que se integre todo bien, añadimos dos cazos de caldo muy caliente, removemos hasta que el arroz lo absorba, repetimos la operación  añadiendo más caldo poco a poco, no añadiremos más  hasta que el anterior se hay absorbido, vamos removiendo el arroz, de esta manera soltará todo el almidón y le dará al plato la cremosidad que es lo que caracteriza al risotto, probamos el punto de sal.
  5. El arroz estará listo pasados 20  minutos, entonces añadimos el queso manchego y la mantequilla,  movemos con suavidad y dejamos reposar 1 minuto más.

Una delicia para el paladar, sano, bajo en grasa y al mismo tiempo contundente.

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.